Las pérgolas para el verano: una buena opción para el exterior

Portada pérgolas para el verano

Llega el verano y el calor, así que hay que protegerse si quieres pasar un buen rato al aire libre. Las pérgolas son una de las mejores opciones para el verano, muy versátiles y elegantes, por lo que permiten instalarlas en diferentes espacios abiertos. Son muchas las personas que deciden usarlas en jardines y en terrazas.

Diferencia entre una pérgola y un toldo

Las pérgolas son unos armazones formados por cuatro pilares sobre los que se apoyan unos travesaños, uniendo dichos pilares y dispuestos de forma transversal. Sirven como elemento ornamental para los espacios exteriores y para sostener diferentes plantas, como las parras, que se van desarrollando por las vigas y travesaños.

A diferencia de los toldos, no cubren completamente una superficie. No obstante, en la parte superior se pueden colocar diferentes elementos para conseguir una protección total. Las plantas trepadoras que crecen en ellas permiten gozar de mayor sombra bajo las pérgolas.

Materiales de las pérgolas

Los materiales que se emplean en su fabricación son variados. Fundamentalmente, se pueden construir tanto en madera como en algún tipo de metal, como el aluminio, para asegurar una mayor resistencia a la intemperie. No hay que olvidar que están expuestas a los efectos del sol, la lluvia, la nieve, etc…

Ventajas de las pérgolas para el verano

Una de las ventajas de las pérgolas reside en su versatilidad. Las puedes utilizar para crear espacios decorativos. También son útiles para montar una pequeña terraza cubierta, en la que puedes colocar unas butacas para leer o descansar a cubierto. Además, sirven para cubrir las mesas y crear un comedor al aire libre en los días con temperaturas más agradables.

tolos para el verano

Hay que tener en cuenta que el diseño de las pérgolas hace que los rayos del sol penetren en algún momento, al variar su dirección en función de las horas. Esto es algo que debes tener en cuenta a la hora de escoger el lugar en el que la quieres colocar.

En este sentido, un toldo ofrece una total protección, por lo que puede ser muy buena opción si lo que quieres es evitar a toda costa que los rayos lleguen al suelo, la butaca o la mesa que tienes debajo. No olvides que también es posible colocar una lona retráctil en las pérgolas. El hecho de que no estén completamente cubiertas las convierte en una protección que permite, al mismo tiempo, que circule más aire, así como disfrutar de las vistas del cielo.

Si quieres un elemento decorativo para tu jardín o para una terraza, la pérgola es una de las mejores opciones sobre el toldo. La forma de decorarla dependerá de tu gusto, y te permitirá crear un ambiente especial en cualquier zona de exterior. Recuerda que siempre puedes decorarla con alguna planta o instalar un elemento de protección en la parte superior para los días que haga mucho sol o que llueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *